15/4/10

Ralph Erskine y su cabaña


Tan solo contaba con 30 años, cuando un  joven arquitecto ingles, Ralph Erskine se trasladó a vivir a la ladera de Lissma, cerca de Djupdalen (Suecia) . Llegó el invierno de 1941 con su mujer y su dos hijas recién nacidas; y en una parcela cedida por un granjero ( que también le prestó su caballo y trineo para el transporte) comenzó a construir su casa; con sus propias manos y con la ayuda de Aage Rosenvold, un danés que estaba realizando un curso de ladrillo y desde entonces se convirtió en su socio. Cogiendo piedras del lugar, ladrillos de un antiguo horno y demás materiales de desecho, como un antiguo somier de cama, a modo de armadura del hormigón; Erskine y Rosenvold empezaron a construir esta cabaña, que se conoció con el apodo de “The box”.



Con unas modestas dimensiones de 6 x 3,6 x 2 m de altura y una única habitación, funcionó como vivienda habitual de la familia hasta 1946. El espacio interior se dividía mediante una chimenea, en cocina y el estar, que también hacia las veces de dormitorio y sala de trabajo.  La cama (también utilizada como sofá) se levantaba mediante unas poleas hasta el techo, con el fin de  despejar la estancia durante el día. El escritorio de trabajo, podía abatirse del armario que estaba en la pared norte, que hacia las veces de aislante. En el exterior de esta pared se apilaban en invierno troncos de madera con el fin de mejorar el aislamiento en esta orientación más fría. No  había cuartos de baño ni agua corriente; el agua la llevaban del pozo hasta la casa.

El volumen es una especie de voladizo sobre un basamento de piedra. Cegada con un muro norte, fuertemente aislado; la vivienda se abre en la orientación sur mediante unas ventanas de vidrio doble, donde se disponían plantas y demás objetos, proporcionando un bonito mirador en lo alto de la ladera; como bien expresan los dibujos a pluma de Erskine.

La casa estaba enclavada en una zona boscosa donde eran habituales las nieves, la tienda más cercana estaba tres kilómetros distancia que Erskine y su mujer solían recorrer esquiando o en trineo.
Ralph Erskine aunó modernidad y los sistemas tecnológicos  que ofrecía la época, con la visión de otras arquitecturas vernáculas,  donde se encuentran respuestas directas a los condicionantes climáticos de cada lugar. Podemos estar pues, ante uno de los primeros arquitectos que mejor empezó a entender los recursos que le ofrecía el lugar, con la finalidad de emplearlos eficazmente en su arquitectura; como  puede verse en sus estudios expuestos en el CIAM 1959.
 

12 comentarios:

mrpink dijo...

gracias, ha sido un placer volver a "visitar" the box, gran Erskine.

Me atrevo a sugerir el libro:
Aprendiendo de todas sus casas de Alday,llinás, Martinez Lapeña y Moneo editado por UPC.
repasa las viviendas propias de algunos arquitectos diseñadas por ellos mismos.

hacedor de trampas dijo...

gracias mrpink!
y gracias por la sugerencia, a ver si puedo dar con el libro que comentas, porque me parece muy interesante el tema de las viviendas proyectadas por los propios arquitectos para sí mismos.
saludos

MBI dijo...

Me encanta tu blog!!!!!!!!
Disfruto!!!!!!! como una obscena!
Algo de esto había leído o visto hace tiempo pero había olvidado...y así perfectamente documentado...recordado...perfecto!!!!
Esto es química!

S. DE MOLINA dijo...

Aunque algo dejada de lado, resulta bien interesante la figura de Erskine. Enhorabuena por la entrada y por traerlo a la palestra de la actualidad.
Fantástica página la vuestra!!
Saludos

abril en paris dijo...

Un lugar increible ! Me encantan las casas y ésta tiene algo más es como de cuento, como una casa en un árbol, un refugio ! :-))

marcela dijo...

me ha encantado, estoy muy interesada en la arquitectura y es para mí un gran descubrimiento tu blog. te visitaré muy repetidamente. !Como me gustaría tener la capacidad de contar tan magníficamente una historia tan conceptual y amena!
!Eres grande...!
Un saludo

stepienybarno dijo...

Lo primero de todo, nuestras felicitaciones por el blog y por rescatar del recuerdo la figura de Ralf Erskine.
Desde luego que esta cabaña es un lujo para los sentidos, lo cual no hacer sino confirmar que la magia de la arquitectura tiene que ver directamente con cualidades sensitivas y de percepción.
A esto hay que aunar, la capacidad de este arquitecto para entender la sociedad a la que llegó después de emigrar de Inglaterra. Arquitectura donde el centro de la misma es la persona, más allá de modas y espectáculos.
Lo dicho y a seguir así. Gran blog!

Alvaro Perez Rey dijo...

Lo que mas me llama la atención es ver a Erskine con traje y corbata en la cabaña.
Muy british, jejeje

Anónimo dijo...

me acabas de salvar la vida en un trabajo

Jesús dijo...

Enhorabuena por la entrada!!

Javier Ingelmo Moyano dijo...

En primer lugar, felicitaciones por el artículo.

Me parece muy interesante la obra de Erskine, no solo por su calidad a la hora de proponer una edificación con recursos naturales, si no por el hecho de hacerlo en una época, los años 60, en la cual reinaba la incesante creación de nuevos modelos arquitectónicos derivados de la revolución artística de principios del S. XX nacida con el expresionismo y las nuevas vanguardias.

En una etapa donde era más fácil apostar con convicciones brutalistas y plásticas, donde valía más la forma o la expresividad que la propia vivienda, nos encontramos a Erskine fabricando una vivienda eficiente y humana en el sentido de proporcionar la mejor calidad de vida para sus usuarios.

E incluso se le puede dar más importancia, como han dicho "Stepienybarno", por el hecho de adaptarse a los modelos arquitectónicos y sociales de un país diferente al suyo.

HASXX dijo...

Estupenda arquitectura y estupendo blog.
He llegado hoy hasta aquí, interesado en esta obra de Erskine. Entiendo que la buena arquitectura como esta casa, se construye con ideas razonables para que la gente viva bien, o como nos dice Oriol Bohigas: "Siempre he defendido que la arquitectura es una cosa modesta para que la gente viva bien, pero lo he dicho con la boca pequeña. Creo que la buena arquitectura no es exactamente que la gente viva bien, sino trabajar en la investigación que abra caminos para que en algún momento la gente pueda vivir bien."
Enhorabuena y gracias!